Esto es lo que pasa CUANDO SUDAS MUCHO

5/5 - (1 voto)

El rendimiento en deportes de combate y los cortes de peso depende en gran medida de la termorregulación de nuestro cuerpo.

Versión en vídeo de este artículo.

Casi un 80% de la energía que consumimos se transforma en calor. La eficiencia en la conversión de la energía en trabajo físico suele ser muy baja.

Este proceso se convierte en un desafío cuando enfrentamos ejercicios de alta intensidad en entornos cálidos y húmedos. En estas condiciones, el calor se produce a un ritmo acelerado, lo que dificulta la pérdida de calor al entorno.

El ejercicio físico en estos ambientes representa un desafío para nuestro sistema cardiovascular. Además de alimentar a los músculos activos y al cerebro, el corazón debe enviar sangre a la piel para producir sudor y reducir la temperatura corporal. Esto resulta en un aumento del gasto cardíaco, una redistribución de sangre hacia la piel y una disminución en el volumen sanguíneo central.

En esta situación, se reduce retorno de sangre al corazón y tiene lugar una caída del volumen sistólico (volumen de sangre que el corazón expulsa durante el periodo de contracción). Debido a esto, el ritmo cardiaco debe aumentar para compensar esta disminución de volumen y si no lo hace, disminuirá el gasto cardiaco (volumen de sangre expulsado por un ventrículo en un minuto).

Si el gasto cardíaco disminuyera, debería reducirse el flujo sanguíneo a los músculos y por tanto, se reduciría el aporte de oxígeno y sustratos (con la consecuente disminución del rendimiento) o se reduciría el flujo sanguíneo a la piel, lo que disminuiría la pérdida de calor y aumentaría el riesgo de hipertermia (aumento excesivo de la temperatura corporal)

Sudando después de un entrenamiento en Tailandia.

La importancia de mantener una temperatura corporal óptima durante el ejercicio se ha demostrado mediante la manipulación previa al ejercicio. Aumentar la temperatura corporal puede limitar tu capacidad de esfuerzo, mientras que reducirla puede mejorar tu rendimiento.

La evaporación del sudor desde la superficie de la piel es clave para perder calor y prevenir el aumento excesivo de la temperatura corporal. Sin embargo, este proceso conlleva la pérdida de agua y electrolitos, en particular sodio.

Esta pérdida de agua corporal provoca una reducción del contenido de agua de todos los compartimentos de agua corporal (líquido intracelular, intersticial y plasma), siendo la pérdida de volumen plasmático la que tiene un impacto más inmediato. Al aumentar el ritmo cardiaco para compensar esa pérdida de volumen, la percepción de esfuerzo aumentará.

La hipohidratación y la hipertermia pueden tener un impacto negativo en el rendimiento físico y la función cognitiva. Para contrarrestar estos efectos, es fundamental ingerir líquidos durante el ejercicio para limitar la pérdida de líquidos a menos del 2-3% del peso corporal.

En muchos casos, las pérdidas de sal a través del sudor son pequeñas y se pueden reponer a través de alimentos y bebidas tras el entrenamiento. En otros casos será necesario reponer estas pérdidas durante el entrenamiento (debido a que las pérdidas, la duración o la intensidad son mayores). Debemos tener en cuenta que pérdidas abundantes de sodio pueden provocar calambres.

Tras comprender la respuesta termorreguladora al ejercicio: ¿crees que es conveniente tratar de inducir la sudoración en tus sesiones de entrenamiento donde buscas mejorar como atleta y rendir de forma adecuada?, ¿crees que la sudoración activa es un buen método para inducir la sudoración cuando queremos perder más del 2% del peso corporal?

Comprender la termorregulación es esencial para el éxito en los deportes de combate y cortes de peso.

Si quieres que el peso deje de ser una preocupación para ti, completa el cuestionario y te informaremos de cómo podemos trabajar juntos:

No te pierdas la Parte 2 de este artículo, en la que aplicaremos esta información a la práctica en los deportes de combate.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies