La forma de CORTAR PESO como un profesional

Rate this post

En este artículo te voy a enseñar a cortar peso de la misma forma que lo hacemos en mi equipo con los luchadores profesionales.

Aquí tienes el artículo en formato vídeo.

La mayoría de los atletas de los deportes de combate han tenido que reducir su peso corporal en alguna ocasión para entrar en su categoría de peso.

Esta reducción del peso corporal es conocida en los deportes de combate como “corte de peso”.

Lo que empezó como una estrategia para tener ventaja sobre el rival, ahora es una estrategia utilizada para evitar que sea el rival el que esté en una situación de ventaja y al final, ambos atletas acaban perdiendo una cantidad de peso similar y terminan peleando en una situación muy parecida.

Por eso, hoy día, si eres un atleta de combate, no debes buscar diferenciarte de tu rival mediante la envergadura, sino a través del rendimiento. 

Y para conseguir eso, la estrategia de corte de peso debe ser la adecuada, debe permitirte rendir al máximo durante el fight camp y, por supuesto, el proceso de recuperación tras cumplir en la báscula debe asegurar que en el momento de la competición te encuentres en un punto no sólo suficientemente bueno, sino óptimo.

Para realizar esta pérdida de peso, distinguimos dos fases: en la primera, el atleta debe perder grasa progresivamente para llegar a la semana del pesaje en un porcentaje graso lo suficientemente bajo, aunque sin caer en el error de reducirlo tanto que impacte negativamente en el rendimiento. En la segunda fase, el atleta reducirá su peso manipulando otros componentes corporales que NO son tejidos como la grasa o el músculo, lo que le permitirá perder peso rápidamente sin impactar negativamente el rendimiento y permitiéndole después ganar ese peso fácilmente.

De la primera fase, conocida como pérdida de peso crónica, ya hablamos en el anterior artículo.

Y hoy hablaremos de la segunda fase de la pérdida de peso, conocida como pérdida de peso aguda y a la que normalmente nos referimos cuando hablamos de corte de peso.

Esta fase tiene lugar en los 7 días previos al pesaje y no debería extenderse más en el tiempo.

Para saber la cantidad de peso que el atleta debe o puede perder en esta fase, debemos prestar atención a varios factores:

  • El propio deporte: por ejemplo, los deportes de grappling se verán más beneficiados de la diferencia de envergadura que los deportes de striking.
  • Las características de la competición: no será lo mismo si el deportista va a hacer una sola pelea, como en MMA o boxeo profesionales, que si va a competir varias veces en un mismo día o si va a competir varios días seguidos.
  • El tiempo que va a transcurrir desde el pesaje hasta la competición.
  • El estilo del atleta: Habrá atletas que se beneficien más de la diferencia de envergadura que otros.
  • La propia respuesta del atleta a las estrategias utilizadas para llevar a cabo el corte de peso, dado que no todos atletas perderán la misma cantidad de peso al utilizar una misma estrategia ni tendrán el mismo nivel de tolerancia.

Para llevar a cabo esta pérdida de peso aguda, que como ya he dicho, no consiste en perder grasa, son tres los componentes corporales que podemos manipular: los residuos que tenemos en el aparato digestivo, el glucógeno almacenado en los músculos y el hígado y el agua corporal.

Para manipular cada uno de estos componentes tenemos diferentes estrategias que podemos utilizar la semana del pesaje. Eso sí, la idoneidad de utilizar unas u otras va a depender de los factores que mencionamos anteriormente, siendo clave el tiempo que va a transcurrir desde el pesaje hasta la competición, puesto que esto va a ser lo que determine si el atleta se podrá recuperar adecuadamente o no.

Estas estrategias son:

  • La dieta baja en residuo y el consumo de comidas de bajo peso. Consiste en consumir comidas bajas en fibra los días previos al pesaje y comidas de bajo peso y altas en energía en las últimas horas, de esta forma se consigue reducir la cantidad de residuos presente en el tracto gastrointestinal, ya que estos residuos acumulados tienen un peso y reducir la cantidad de estos contribuirá a la pérdida de peso.
  • Dieta baja en carbohidratos combinada con ejercicio. Los carbohidratos se almacenan en el cuerpo en forma de glucógeno. Este glucógeno, además, almacena agua junto a él. Por lo tanto, si reducimos esas reservas de glucógeno conseguiremos perder una cantidad de peso nada despreciable. Eso sí, siempre hay que asegurarse de que se va a contar con tiempo suficiente para reponer esas reservas de glucógeno, puesto que será indispensable reponerlas tras el pesaje para que el rendimiento en la competición sea adecuado.
  • Carga y descarga de agua. Reducir el consumo de líquidos en las 24 h previas al pesaje, también es una técnica efectiva, puesto que se estará ingiriendo menor cantidad de agua de la que se estará excretando y eso provocará una reducción del contenido de agua corporal y por tanto una disminución del peso. Realizar una carga de agua previa a esa reducción es algo bastante común entre los luchadores y aunque sólo existe un estudio científico examinando esta práctica, los resultados fueron positivos, por lo que es una estrategia muy interesante que puede contribuir a la reducción del peso de forma segura.
  • Manipulación del sodio. El sodio es un mineral implicado en numerosos procesos en nuestro organismo. Cumple un papel importante en el estado de hidratación, puesto que es osmóticamente activo y contribuye a la retención de agua para mantener un adecuado balance de fluidos en nuestro organismo. Esto lo convierte en un mineral imprescindible en el día a día, en contra de lo que muchos piensan. Sin embargo, en los últimos días previos al pesaje podemos beneficiarnos de reducir su consumo, lo que favorecerá la pérdida de líquidos.
  • Sudoración. La sudoración es un método muy utilizado por los peleadores para perder peso. Sin embargo, es uno de los más arriesgados, dado que puede llegar a provocar una deshidratación extrema o un golpe de calor si no se realiza de forma adecuada. Aunque pueda parecer un método sencillo de aplicar, debido a los riesgos mencionados anteriormente, se debe planificar de forma correcta y tener en cuenta numerosos parámetros. Realmente importante contar con la supervisión de un profesional para llevarla a cabo.
  • Diuréticos y laxantes. Aunque también son un método utilizado con frecuencia por los luchadores, su uso puede suponer un gran riesgo para la salud y el rendimiento y por tanto, lo mejor es descartar su uso. La mayoría de diuréticos están prohibidos por la WADA. Los laxantes sólo pueden llegar a ser interesantes en casos muy puntuales y su uso siempre debe ser supervisado por un médico. 

Todas estas estrategias pueden llegar a ser muy útiles si se plantean adecuadamente, aunque se requieren conocimientos para hacerlo de forma que el rendimiento no solo no se vea afectado, sino que se vea potenciado.

La mejor forma de conseguirlo es poniéndose en las manos de un profesional de la nutrición especializado en deportes de combate, ya que las necesidades de estos deportes son muy distintas a las del resto.

Yo NO trabajo con deportistas a los que lo único que les preocupa es dar el peso el día de la competición, cueste lo que cueste.

Trabajo solamente con deportistas que están comprometidos con su rendimiento y quieren utilizar su alimentación para llegar a la competición en su mejor versión, sin morir de hambre en el camino.

Si quieres ser uno de ellos, entra en el link de la descripción, completa el formulario y vemos si puedo ayudarte:

Y si haces clic en el botón de abajo, tienes un regalo gratuito en el que te explico LOS 4 ERRORES más habituales a la hora de DAR EL PESO.

Así podrás saber si estás cometiendo alguno de ellos y cómo puedes evitarlos.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies